domingo, 22 de abril de 2018

In my mailbox - Marzo 2018

¡Hola, bellotitas! Pues con un poco de retraso porque estamos casi en mayo... traigo los libros que entraron en mi casa en marzo. No son muchos, solamente cuatro, pero bueno, ahí van:

Aquí la foto de familia. Ya... ya dije que solo eran cuatro. En mi defensa diré que tengo una montaña tremenda de pendientes y que me alegro de que no aumente mucho XD


Los dos de Nocturna. La llama y la niebla me atrajo desde el primer momento porque parecía que era una historia tipo Mulan, y espero que así sea, porque el otro libro de la autora, La ira y el amanecer, me pareció tal pestiño y rollazo que no pude ni terminarlo. Con este sabré si debo concederle a la autora el beneficio de la duda, o por el contrario, ponerla en mi lista de indeseables XD y Warcross es de Marie Lu, que me encantó con su trilogía Legend... así que le daré una oportunidad a esta nueva obra. 

Al pie de la montaña me conquistó por su preciosa portada (En serio, Titania, vuestro portadista es un tesoro, no lo dejéis escapar) y por alguna cosilla positiva que leí por las redes, y quiero que sea una de mis próximas lecturas. Wonder Woman... Pues la peli me encantó, es un personaje que me gusta, y aunque Leigh Bardugo no es que me entusiasme demasiado como escritora, veremos si merece la pena cuando se trata de la historia de una mujer como Diana Prince. 

¡Y esto es todo! Solo cuatro, no muchos, de modo que... decidme: ¿Los habéis leído o pensáis hacerlo? ¡Dejadme un comentario y me contáis! ¡Un besito!

domingo, 15 de abril de 2018

La hora de las brujas, de Nicholas Bowling

¡Hola, bellotitas! ¿Qué tal? Ya está aquí la primavera, aunque el tiempo parece que sigue siendo invernal. Puede que alguna bruja haya cambiado el tiempo... brujas como las de este libro que me acabo de terminar:


Título: La hora de las brujas
Título original: Witchborn
Autor: Nicholas Bowling
Editorial: Roca
Páginas: 282
Precio: 16,90€
Edición: Tapa dura. 

AGRADECIMIENTOS A LA EDITORIAL ROCA POR EL ENVÍO DEL EJEMPLAR

Sinopsis: La Reina Elizabeth I ha encarcelado a María Reina de Escocia, acusada de intrigar en su contra. La madre de Alyce ha sido incinerada públicamente acusada de brujería. Alyce se ve obligada a huir a Londres, pero al ir descubriendo sus poderes de magia oscura, se da cuenta de que fuerzas poderosas le persiguen. Y pronto Alyce se encontrará en lo más profundo de una batalla secreta entre la rivalidad de dos reinas. Una fantasía repleta de giros magistrales, magia, oscuridad y originalidad que explora la Historia real a través de pasajes fantásticos, construidos en un universo alternativo repleto de amistad, perseverancia y muerte… 

Reseña: Nos encontramos ante uno de mis períodos históricos favoritos, la era Isabelina. Como se explica en la nota final, momento de grandes cambios y convulsiones en la historia de Europa. Pero ante todo he de aclarar que no es una novela histórica. Sí que es cierto que aparecen varios personajes históricos, pero es una historia de tintes fantásticos.
Alyce es una adolescente cuya madre ha muerto a manos de los cazadores de brujas. Ahora van a por ella. Debe huir, y esta huida no estará exenta de aventuras y complicaciones. La veremos en un manicomio, en una posada, por las calles de Londres, solo por mencionar algunos de los lugares. No estará sola, la acompaña Solomon, un chico de su edad que la ayudará y estará siempre a su lado. El caso es que Alyce, como buena hija de bruja, ha heredado sus poderes, pero no sabe usarlos. Sabe mucho de hierbas y para lo que sirve cada una, pero tiene un poder con los muertos que escapa más allá de su comprensión. 


Como os conté, no es una novela histórica, ya que el punto de partida principal es la existencia de las brujas. Como supongo que sabréis, las brujas nunca existieron; solo eran mujeres con conocimientos, víctimas de la envidia y/o del miedo de la gente y eso hacía que se las acusara de pertenecer al diablo y ser quemadas en la hoguera. En este libro las brujas existen. No solo saben de hierbas sino que tienen poderes sobrenaturales. Aparte de Alyce y su madre, tenemos el ejemplo de las dos reinas: Isabel I y María Estuardo. Las madres de ambas fueron condenadas por brujería (Esto es un hecho real. La madre de Isabel era Ana Bolena, la segunda esposa de Enrique VIII) y en este libro son auténticas brujas. 
Pues, dando por hecho que en la novela la brujería existe de verdad y no como superstición popular, la novela en sí es la huida de Alyce y su intento por encontrar un lugar donde pueda vivir tranquila. No lo tendrá fácil. Los supuestos cazadores de brujas que la persiguen son algo más que eso, son fuerzas oscuras, y en su viaje descubrirá que toda su vida ha sido engañada. Que no puede confiar en (casi) nadie y que debe cuidarse mucho si no quiere acabar como su madre, o con un destino todavía peor. 
El libro, en sí, me ha gustado. Está lleno de giros que no ves venir. No me esperaba ni uno solo de ellos. Está muy bien ambientado, el autor consigue que te sumerjas en esa época tan convulsa y entre las callejuelas de Londres, con la miseria que había entonces. Las fuerzas oscuras no solo acechan a Alyce sino que están presentes a cada momento y tienes la sensación de que están por todas partes. Es decir, que la atmósfera es bastante siniestra y angustiosa. La única pega que le he visto... que la historia sucede en varios meses, pero da la impresión de que todo sucediera en unos pocos días. Y que, pese a todo, se me hace un poco pobre. Tiene muchos giros, sí, pero me hubiera gustado que tuviera algo más, algo que me hubiese hecho temer por Alyce, que pareciera que estuviese todo perdido. Que lo pasasen un poco peor. La historia está narrada en tercera persona, pero siempre desde el punto de vista de Alyce, y me hubiera gustado conocer también el de Solomon. 
Sabemos, por la historia, lo que pasará con la reina Isabel y la reina María, pero hubiera estado bien que sucediera dentro de las páginas del libro. Me ha chocado un poco que afirmaran que la reina Isabel no deseara matar a María cuando la historia real dice otra cosa. En esa parte se ha quedado cojo, porque si bien la historia de Alyce cierra, la de las reinas brujas queda totalmente inconclusa. 
Pero tampoco se puede decir que sea un mal libro. Me ha entretenido muchísimo, no me he aburrido en ningún momento, y me ha dejado con ganas de más.¿Habrá continuación? Parece que no, pero quien sabe...

Bellotómetro:

3/5 bellotas. Muy entretenido, muchos giros y muy buena ambientación.

domingo, 8 de abril de 2018

Sin corazón, de Marissa Meyer

¡Hola, bellotitas! ¿Cómo va todo? ¿Ya habéis hecho vuestras listas para el día del libro? Es el 23 de abril y tenéis un 10% de descuento en cualquier librería a la que vayáis, ¡aprovechad! Aunque si el libro que queréis comprar es el que reseño a continuación, escribidme porque lo tengo a la venta en wallapop... jajajaja.


Título: Sin corazón
Título original: Heartless
Autora: Marissa Meyer
Editorial: Hidra
Páginas: 515
Precio: 16,50€ (Pero yo lo ofrezco por 10 euros... jajaja)
Edición: Tapa blanda con solapas



Sinopsis (Oficial de la editorial): Catherine es una de las chicas más deseadas del País de las Maravillas, y la favorita del todavía soltero Rey de Corazones. Sin embargo, ella tiene otros intereses: su mayor deseo es abrir una panadería junto con su mejor amiga y sorprender al Reino de Corazones con sus pasteles. Pero su madre opina que algo así es una insensatez para una joven que podría convertirse en la próxima reina. En un baile de gala en el que podría recibir la propuesta de matrimonio del rey, Cath conoce a Jest, el atractivo y misterioso bufón de la corte. Por primera vez, siente la fuerza de la auténtica atracción. A riesgo de ofender al rey y a sus padres, Cath y Jest inician una relación en secreto. Cath está decidida a elegir su propio camino y a enamorarse que quien ella quiera.


Voy a ser rápida hablando de este libro; no quiero que me quede un texto muy largo. En general, no me ha gustado, y explico por qué.
Puntos a favor: Recrea muy bien el país de las maravillas, su locura y sus personajes a cual más tarado. Eso me ha gustado mucho y estoy segura de que gustará a los fans de la obra de Lewis Carroll. 
Puntos en contra: Nos presenta a una joven, Catherine, que desde la cuna ha sido educada para casarse con un hombre adinerado, para convertirse en una mujer noble. Pero sin embargo su sueño es abrir una pastelería. A pesar de que sus padres han hecho mucho hincapié en su educación y ella conoce más que de sobra a lo que está destinada, ella lucha por su sueño. Vamos a ver, no es que tener un sueño y luchar por él sea malo, es que si desde niña te dicen que tu destino y tu lugar son unos, no luchas por otros. Es como si ahora la princesa Leonor dijera que quiere abrir una pastelería en la Plaza Mayor. Pues no, oye, no. Has nacido noble y los nobles tienen un deber y una obligación. Podría haberse rebelado antes, siendo adolescente, pero no, ella sueña en secreto sabiendo como sabe que no va a poder ser. No tiene medios para hacerlo, como bien demostrado queda en el libro, pero ella resulta que no lo sabía... ya, claro. Por otro lado, Catherine es la protagonista más cobarde que he conocido en mucho tiempo. Se le acerca el rey con intenciones claras: Quiere casarse con ella. Primero es el cortejo, luego la proposición... y ella no quiere. El rey no le gusta, no le atrae, ni siquiera un poquito. Pero no es capaz de decirle que no. Sí, majestad, os dejo que me cortejéis. Sí, majestad, iré con vos al baile real. Sí, majestad, juguemos a croquet. A todo dice que sí cuando por dentro está gritando que no. Cae mal, desde luego, porque por mucho que dice que tiene unos sueños, a la hora de la verdad no es capaz de negarse a lo que otros tienen pensado para ella. 
Por otro lado, me gustan los finales felices, y aunque de este libro ya se sabía que su final no era sino que ella se convierte en la reina de Corazones, y que su frase más famosa es "Que le corten la cabeza", creí que la historia iría por otros derroteros. La historia con Jest, el bufón, me ha parecido el general muy triste por como acaba. Pensé que la historia de la reina de Corazones podría haber sido de otra manera, no de una historia de amor así de trágica. Y menos que de soltera fuera una chica de carácter tan débil y simplona. 

Bellotómetro:

2/5 bellotas. No me ha gustado, sobre todo por el carácter simple y sumiso de su protagonista, y el final trágico de la historia.

domingo, 1 de abril de 2018

Flores en la tornenta, de Laura Kinsale

¡Hola, bellotitas! ¡Ya estamos en abril! ¡Mes de las lluvias y los bichos y las alergias! ¡Yupi! Pues traigo un libro que habla de flores y tormentas. Al menos en el título, porque lo que es en el interior, como que no.


Título: Flores en la tormenta
Título original: Flowers in the storm
Autora: Laura Kinsale
Editorial: Plaza Janes (PRH)
Precio: 9,95€ 
Páginas: 543
Edición: La única disponible en Amazon es la de Bolsillo. Yo tengo una de tamaño grande, pero he podido ver que es bastante cara. Yo la conseguí mediante Wallapop muy barata.


Sinopsis (Propia, sin spoilers): Christian Jervaux es un conde. Un gran matemático, pero su comportamiento es bastante libertino y escandaloso, pero un repentino e inesperado ataque lo deja con bastantes secuelas en el cerebro, y su familia decide internarlo en un manicomio. Su gran socio en el ámbito de las matemáticas era el viejo Timms, ciego, cuya única compañía era la de su hija Maddy. El manicomio en el que internan a Christian resulta ser de un primo de Maddy, y esta, cuáquera hasta la médula, ve clara la misión para la que ha sido encomendada: cuidar de ese duque, antiguo libertino sinvergüenza, ahora indefenso y a merced de los crueles cuidadores. Christian no está loco ni mucho menos, solo necesita un poco de tiempo para que su cerebro vuelva a funcionar como antes, pero tiempo es precisamente lo que no tiene, ya que su familia ve la oportunidad para declararlo incapacitado y así arrebatarle su título y su fortuna. 


Reseña: Qué libro tan bonito. Es el primero que leo ambientado en esta época (Todas las novelas románticas que he leído habían sido de highlanders), ¡y qué sorpresa! Yo me esperaba algo... no sé, algo diferente, algo más típico y tópico, pero de verdad que esta novela me ha dejado una sensación muy grata. No era lo que esperaba, era mucho más que eso. 
Nos presenta a un hombre y una mujer que no podrían ser más diferentes. Él es libertino, un viva la vida, que gasta dinero a espuertas, derrocha lo que tiene y lo que no, tiene aventuras con mujeres casadas... y la vida le va a pasar factura con un ictus. En aquella época no se sabía lo que era, pero con los conocimientos de ahora, sí, está claro, es un ictus lo que le da. Le deja medio cuerpo tocado, pero poco a poco le va volviendo la movilidad. Su cerebro no procesa todo a la velocidad con que lo hacía antes, y eso se nota sobre todo cuando le hablan los demás, que lo oye todo de manera aturullada y necesita que le hablen más despacio. A menudo no puede evitarlo y grita de la frustración que siente, y eso hace que le tengan por un loco peligroso, le encadenen, le aten, le pongan esposas para todo, y lo traten como si de una fiera se tratara. Baños de agua fría, puñetazos, fuerza bruta... El pobre Christian quiere decirles a todos que le saquen de ahí, que no está loco ni es peligroso, solo necesita tiempo. Pero no consigue que esas palabras salgan de su boca...
Mientras, ella es una cuáquera. Esto es, una secta religiosa. Es modesta, vive con lo justo, no se le permite vestir bonito, ni vanidades de ningún tipo. Ha sido educada así y no puede pensar de otra manera. La noche que conoce a Christian es justo la víspera del ictus, y solamente ve en él a un libertino, que por supuesto no le cae bien. Días más tarde, se presenta en el manicomio de su primo segura de que Dios le ha encomendado la misión de cuidar del duque. Christian es tratado de muy mala manera en ese centro, es torturado y los "cuidados" a los que estaba sometido eran inhumanos. Pero llega Maddy, a quien él cariñosamente llama "Niñamaddy" y le trata con humanidad, con respeto, con dulzura. Y gracias a ella él empieza a mejorar. Su deseo es salir de esa institución y volver a su casa, pero eso, desgraciadamente, no está en manos de Maddy. Y a esto hay que añadirle otra complicación: Sus cuñados y su madre quieren declararlo loco, o al menos incapacitado para seguir en posesión del título, y desean ser ellos los que manejen las finanzas de la familia mientras él se pudre en el manicomio. Tras una primera vista en la que Christian no es capaz de escribir, ni de responder a las sencillas preguntas que le hacen, todo parece perdido, pero su tía Vesta, que cree en él, consigue una segunda vista para dentro de unos meses, y deja caer que si se casara, su mujer podría negarse a que le arrebataran el título. Christian tiene claro con quien desea casarse: con Niñamaddy, la única que le ha tratado como a un ser humano y no como a una bestia, la única que le entiende. Pero ella es cuáquera, y no puede casarse con un hombre ajeno a su Asamblea, además de que ella no está enamorada de él y no va a participar en este juego. 


Ya no os cuento más. Esto es, más o menos, la mitad del libro. Después pasan muchísimas más cosas. Como os decía al principio, estos dos no podrían ser más distintos, pero sin embargo se enamoran. El amor no entiende de clases ni de religiones. Maddy es muy, pero muy cuáquera. A veces me desesperaba, porque todo en su vida y en su corazón giraba en torno a sus creencias, pero por otro lado la entiendes porque no puede ver la vida de otra manera. La autora se ha documentado mucho sobre esa secta, sobre lo que ellos llaman la Verdad, la Luz, el Camino, la Misión, sobre la Sencillez en el Habla. No ha metido a una cuáquera porque sí, realmente está muy bien logrado el esfuerzo por presentarla de manera que la entiendas y comprendas por qué ella piensa como lo hace. Odias a la familia de él, tan oportunistas ellos (Excepto a la tía Vesta, que es genial esa mujer), y deseas por favor que no se salgan con la suya. El tiempo en el que Christian está ingresado en el manicomio lo sufres mucho, y aún más si piensas que de verdad a esos pobres se los trataba así, de esa manera tan inhumana. Christian no era ningún santo pero no se merecía ese trato, y menos aún por la maldita herencia. Y luego ves que su solución no es demostrar sino aparentar. Esa sociedad hipócrita en la que si una persona ahorra y recorta gastos, el resto no lo mira como una jugada prudente, sino que ya sabe que tiene problemas, pero si derrocha dinero a espuertas, incluso arriesgando su patrimonio, con eso la sociedad ya lo verá como que no tiene problemas de liquidez. Aunque los tuviera. Porque Christian tenía muchos problemas de préstamos: Los que había hecho, que por lo que le sucedió, el banco no quería devolverle, y los que había pedido, que le acuciaban para que devolviera. Su capital también estaba retenido por el banco debido a su supuesta demencia. Si recortaba en gastos, que era lo que parecía más sensato, era como confirmar ante todos que no iba bien: lo peor que podría hacer. De modo que debía seguir derrochando lo que tenía y lo que no. Aparentar. Ese es el mundo de Christian. Me ha impresionado mucho toda esa parte. 
Por eso digo que esta novela se sale de todos los tópicos y nos muestra una historia bien hilada, bien construida, con unos personales reales y una ambientación exquisita. Se nota la labor de documentación que ha hecho la autora, y se agradece. No es el típico folletín, hay mucho más. Es una historia preciosa y desde aquí la recomiendo a todo el mundo.

Bellotómetro:

5/5 bellotas. Maravillosa.

viernes, 23 de marzo de 2018

Cartas desde la isla de Skye, de Jessica Brockmole

¡Hola, mis bellas bellotitas! La reseña de hoy es de uno de estos libros que llevaban años esperando, de estos que compré en un impulso debido a su bajo precio y que ¡me ha encantado!


Título: Cartas desde la isla de Skye
Autora: Jessica Brockmole
Editorial: Planeta
Páginas: 277
Precio: 5,95€ (¡Liquidación! ¡Haceos con él antes de que se agote definitivamente!)
Edición: Tapa blanda con solapas



Cartas desde la isla de Skye es una novela narrada total y absolutamente de forma epistolar. Es decir, son cartas que se intercambian los personajes y así vamos siguiendo el hilo narrativo. Elspeth es una joven poetisa que vive en Skye, Escocia. La historia empieza el día en que recibe una carta de David, un fan americano. Ella, todavía sin poderse creer que su poesía pueda gustar a alguien hasta el punto de que la escriba desde el otro lado del océano, le responde. Y así empiezan a cartearse. Entre ambos surgirá una simpática amistad, compartirán secretos y anhelos, y por supuesto, se enamorarán. 
¿El problema? Primero, Elspeth jamás ha salido de Skye. Le tiene un miedo atroz a los barcos y no es capaz de subirse en el ferry que le acerque a Gran Bretaña. Y segundo, está casada. Y en la época de la Primera Guerra Mundial, vivir en un pueblecito pequeño es no tener secretos para nadie. David se alistará en el ejército para así poder viajar a Europa y tener una oportunidad de conocerla. Pero en esos tiempos todo era tan, tan difícil...


Por otro lado, nos vamos unos 25 años más adelante y conocemos a Margaret, hija de Elspeth. No sabe quién es su padre ni el porqué del carácter tan triste y ausente de su madre. Con motivo de una bomba que hace un agujero en la pared, aparecen docenas de cartas dirigidas de David a Sue. Margaret coge una y se pregunta quién es esa Sue y por qué su madre guarda todas esas misivas. Al día siguiente, Elspeth ha desaparecido. Margaret empieza a investigar porque ya tiene edad suficiente para saber quién es ella y qué pasó. De ese modo, descubre que tiene familia en Skye, que la tal Sue no es otra que su madre, y así, tira del hilo, escribe a unos y a otros...
Las dos épocas, Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial, se van alternando. Mientras vemos cómo David y Elspeth se enamoran e intentan tener un futuro a pesar de las circunstancias, vemos también a Margaret intentando averiguar qué pasó. Porque es cierto, ¿qué pasó? ¿Qué hizo que la joven pareja se separara así? Son dudas que le van surgiendo al lector, y más cuando vemos a Elspeth escribiendo a diferentes organismos, viviendas y lugares preguntando por David y qué ha sido de él.  


Sin entrar en spoilers sobre el desenlace, os diré que si os gustan las historias de amor escritas de manera sencilla, primorosa, delicada... esta os gustará. Es cortita, se lee en un suspiro (No llega a las 300 páginas) y sufriréis con la joven pareja y su complicada situación en aquel tiempo no menos complicado. Os transportaréis a Escocia, con sus montañas, sus vientos, sus leyendas... a una isla en donde todos se conocen, en una época en la que se vivía de la agricultura y la ganadería, y donde las mujeres no tenían muchas salidas. Se os encogerá el corazón con la guerra, las bombas, las separaciones. Os enamoraréis de esta pareja y de su historia.
Y por último, este libro en su momento tuvo su precio normal, pero yo lo conseguí en un saldo a 5,95€ (Ya sabéis, cuando no se vende lo esperado, la editorial liquida el stock de ejemplares saldándolos). Todavía se puede encontrar a ese precio en Amazon, así que si os interesa, ¡daos prisa! Porque, una vez se agote, costará lo que no está escrito conseguir un ejemplar, os lo digo por experiencia. 

Bellotómetro:
5/5 bellotas. Te transporta al lugar y a la época, y la historia es preciosa.

viernes, 16 de marzo de 2018

In my mailbox - Enero/Febrero 2018

¡Hola, bellotitas! El pasado mes de enero no publiqué el acostumbrado IMM porque solamente tenía un libro que enseñar y me parecía algo triste ^^U así que decidí juntarlo con el de febrero, y bueno, no es que sea el colmo del derroche, pero aquí está lo que ha llegado a casa estos dos meses:

Han sido seis, para ser exactos. Ha habido envíos editoriales, un intercambio y algunas compritas.

Envíos editoriales. Estos dos han venido de parte de la editorial Oz. Cinder y Ella vino a finales de enero (Reseña aquí) y El arquitecto de la canción vino como un mes más tarde (Reseña aquí).

Réplica es el último libro de Lauren Oliver. La autora me gustó mucho en su saga Delirium, aunque también es cierto que hace tiempo que no la leo. Espero que esté bien. Fue un intercambio con Sary (¡Muchas gracias!). Leia, princesa de Alderaan es un libro que... bueno, que lo vi y me dije que tenía que ser mío. Es mi personaje favorito de toda la saga Star Wars y tengo curiosidad por saber más de ella antes de que la viéramos en el episodio IV. 

Y las últimas compras. Gus ha sido un capricho para animarme un poco después del enésimo rechazo editorial, porque encima este fue un rechazo que vino acompañado de un mail que me dejó hecha polvo (Qué triste es mi carrera como escritora, en serio) y necesitaba darme una pequeña alegría. Me gustó mucho Bright side, que leí hace cerca de un año, y por supuesto que quiero saber cómo continúa la historia. Y El día que dejó de nevar en Alaska es un libro muy bonito, mucho, lástima que tenga varios errores ortográficos y gramaticales y que nadie se lo diga a la autora (Reseña aquí)

¡Pues esto es todo! ¿Habéis leído alguno? ¡Contadme! ¡Un besito!

jueves, 8 de marzo de 2018

El arquitecto de la canción, de A. G. Howard

¡Hola, bellotitas! Ya estamos en marzo, y ha llovido una barbaridad, por lo que vamos a tener una primavera repleta de... bichos ^^U pero bueno, me alegro por quien le guste esa estación, yo soy fan del frío, como Elsa :p 
La reseña de hoy es de una historia que, si bien me ha gustado, no me ha enganchado del todo: Vamos allá:


AGRADECIMIENOS A OZ POR EL ENVÍO DEL EJEMPLAR

Título: El arquitecto de la canción
Título original: The architect of song
Autora: A. G. Howard
Editorial: Oz
Páginas: 379
Precio: 17,90€
Edición: Tapa blanda con solapas

Reseña: La historia se sitúa en la Inglaterra victoriana. Juliet es una joven sorda. Acaba de perder a su madre y, en una visita al cementerio, descubre a un hombre muy dolido ante una lápida. Movida por la curiosidad, vuelve al cementerio y halla una flor plateada en la base de la tumba. Se la lleva a casa y, esa noche, un misterioso fantasma se le aparece, afirmando que lord Thornton, el noble que por correspondencia intenta acercarse a Juliet, es su asesino. Cual no será su sorpresa cuando reciba a lord Thornton y vea que no solo es el hombre dolido del cementerio, sino que su rostro es idéntico al del fantasma. Hawk, que así se hace llamar el espíritu, le pide ayuda para aclarar el misterio de su muerte, porque perdió todos los recuerdos, y de ese modo Juliet se verá envuelta en una trama de intrigas y engaños. Al mismo tiempo, notará que se está enamorando, tanto de Hawk como de Thornton...
Leí a esta autora en su archiconocídisima (Y para mi gusto sobrevalorada) Susurros. Me gustaba, estaba bien escrita, bien ambientada y los personajes tenían vida, pero hacia la mitad la historia comenzó a desvariar y al final me pareció una fumada. Pero cuando leí la sinopsis de este libro, pensé que esto no era el mundo de Alicia, aquí no hay lugar para ese tipo de cosas, y también es cierto que no quería quedarme con el mal sabor de Susurros ya que inicialmente me gustaba. Así que me decidí y lo pedí a la editorial, desde donde muy amablemente me lo enviaron. 
La historia es muy, muy diferente a Susurros. Y me ha gustado. No tiene cosas raras ni movidas que me hayan hecho poner los ojos en blanco. La ambientación de la época está muy bien lograda; te sumerges en la Inglaterra victoriana perfectamente. En esa época tan romantizada, que a muchos nos apasiona, pero que tenía tantas cosas y detalles que en exceso puede llegar a sobrecargar. Pero este libro no peca de eso. Tiene los detalles en su justa medida: nos metemos muy bien en la época pero no nos aburrimos entre todas esas normas de sociedad y las miles de reglas que había que seguir. Juliet es una joven curiosa y con carácter, tiene voluntad y no deja que otros la controlen. Sabe lo que quiere y lo que no. Es lista, inteligente, a pesar de ser sorda no es la típica joven casadera dependiente y sometida a los demás. Una buena protagonista. Por otro lado tenemos a Hawk, el fantasma que no recuerda nada de sus años de vida. Me encantó. Entre él y Juliet se establece una relación preciosa que en todo momento sabes que no puede salir porque... claro, él no está vivo, y eso me ponía bastante triste. Sobre todo por el otro hombre, Thornton, que en principio se nos presenta como el villano de la historia. Vemos que no es así, es más, es un caballero amable y gentil, pero no sabemos si es una treta para conseguir a Juliet. Y eso ha sido un punto que no me ha gustado del libro. La red de engaños y secretos que hay en la vivienda Thornton hace que Juliet vaya sintiéndose cada vez más atraída por él, pero luego descubre algún detalle que le habían omitido, alguna prueba o documento delator, y Thornton pasa a ser un vil mentiroso. Luego se aclara y vuelve a ser bueno. A las pocas páginas, malo otra vez. Por otro lado, el tío de Juliet, Owen, también le oculta algunas cosas, pero sin malas intenciones, solo para protegerla. No sé si me explico, pero tanto ir y venir, el no saber quien es el bueno y quien no, me liaba. Todos están empeñados en proteger a Juliet, pero ¿he dicho ya que es una chica muy inteligente? Ella no necesita tanta protección. Y con tanta falta de claridad lo que consiguen todos es enredar aún más la historia y que Juliet (Y el lector) saquen conclusiones precipitadas.


Respecto a la trama de Hawk y Thornton, confieso que me intrigó, quería saber la verdad acerca de lo que pasó, la historia de ambos, pero pienso que la autora no supo despertar del todo mi interés. No tenía esa urgencia de querer saber cómo continuaba. Sí que quería saber, no me malinterpretéis, pero no como para devorarme el libro y que me enganchara hasta el punto de no querer dormir. Tanto dar un paso adelante y luego otro atrás obró en su contra. Además, se me hizo un poco largo. Y no es que tenga paja, porque no la tiene, no hay demasiado relleno, o al menos no del que molesta. Pero se me hizo largo y creo que fue porque cuando Hawk y Juliet creían haber averiguado algo, resultaba ser falso o solo servía para liar aún más la cosa. Creo que es eso: Era como si no avanzara, o avanzara a un ritmo demasiado lento. Eso sí, la historia de amor está impecable. Las descripciones de cómo siente Juliet (No olvidemos que es sorda y se centra en sus otros sentidos), la intensidad de sus sentimientos cuando está con Hawk, la sensualidad, ah, qué bonito. Ya quisiera yo saber escribir así de bien. Es un triángulo, por supuesto, en el que tanto Hawk como Thornton aman a Juliet, pero uno es un fantasma y del otro no se sabe si es bueno o malo. Pero me gustó cómo lo resolvió, me gustó el final de la intriga, lo que sucedió en realidad con toda la trama de los gitanos y del villano (que no diré quién es, por supuesto). 
Para mí es un libro mucho mejor que Susurros. Y aunque es saga, el libro cierra estupendamente, así que no tengáis miedo por tener que esperar la continuación. Lo mejor: La ambientación y las descripciones (sobre todo las no visuales). Lo peor: que a veces la historia no avanza (O se me queda esa sensación) y se me ha hecho largo.

Bellotómetro:

3/5 bellotas. Muy bonito libro, buena ambientación y buena trama. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...