martes, 27 de junio de 2017

Atados al mundo, de Amie Kaufman y Meagan Spooner

Hola bellotitas! ¿Todo bien? Estamos ya a mediados de junio, el veranito ya está casi aquí y pronto me quejaré a todas horas por el calor ^^U Bueno, pues antes de que llegara junio me dio tiempo a leer este libro. Os dejo la reseña:



Título: Atados al mundo
Título original: This shattered world
Autoras: Amie Kaufman y Meagan Spooner
Saga: Atados #2 (de 3)
Editorial: La Galera Young
Páginas: 470
Precio: 16,50€
Edición: Tapa blanda con solapas


Atados a las estrellas fue la sorpresa de este invierno. Ya solo por la portada prometía (Si, vale, soy así de superficial, me pones un libro con una portada bonita y me tienes cazada, así luego me llevo los chascos que me llevo), y me hizo mucha ilusión que la portada fuera acorde con el interior. Es decir, que lo de dentro también estaba muy bien. Le encontré algunos fallitos como clichés muy vistos ya, y una narrativa que no sorprendía, pero la segunda mitad mejoraba y tenía detalles que hacían que se te encogiera el corazón. Pues bien, estaba claro que este segundo libro iba a caer.
Quizás alguien pregunte ¿Puedo leerme este libro sin haber leído el primero? Es que la sinopsis indica que la pareja es otra. La respuesta es: No, no puedes. Efectivamente, la pareja es otra, pero la pareja del primer libro (Lila y Tarver) aparecen también hacia la mitad y tienen un papel bastante importante, además de que se habla de lo que ocurrió en el primero pero no se dice todo, así que si no has leído Atados a las estrellas vas a estar muy perdido. Además, la trama de Industrias LeRoux (ILR) y los Susurros vuelve a estar presente ya que en el primero quedó bastante abierta. Si no habéis leído el anterior volumen, no sabréis qué rayos son los Susurros ni qué pintan ILR en todo esto, de modo que sí, la lectura de Atados a las estrellas no solamente es recomendable, sino que en este caso es, además, imprescindible.


Este libro sigue a Jubilee (Lee) Chase, una capitana del ejército, y a Flynn Rider Cormac, un rebelde. Ambos pertenecen a bandos distintos y luchan por lo que creen que es correcto. En principio Flynn hace prisionera a Lee, pero a medida que la va conociendo, se va dando cuenta de que una cosa que ella le dice "No hay solamente dos bandos" es muy cierta, y se da cuenta de que ella, los soldados, el ejército, no es su enemigo, y ella llega a la misma conclusión acerca de él.
Al igual que en el anterior estaba el misterio de los Susurros, en este está la Furia. Es una especie de posesión que toma a soldados y civiles, llevándoles a cometer actos vandálicos y a matar gente. A la persona en cuestión se le dilatan las pupilas y deja de ser ella misma. A Lee nunca la ha poseído la Furia y se cree que es porque no tiene sueños debido a que es fría como el hielo, implacable, y se cree que no tiene corazón. Pero la verdad es otra y está muy relacionada con los Susurros y con lo que ocurrió en el primer libro.
Flynn es un chico valiente e idealista. Cree que se puede llegar a la paz sin necesidad de emprender una guerra con cientos de víctimas mortales. Lee es, como dije antes, implacable, seria, siempre entregada a su deber. Rebelde y capitana, no podían ser más opuestos, pero se darán cuenta de que otro camino es posible, que no es necesaria la guerra y de que no todo es como a ambos se lo han contado. Se unirán para intentar evitar una masacre y los dos se convertirán en traidores en los ambos bandos. También se enamorarán, pero la historia de amor no es tan importante ni destaca tanto como en Atados a las estrellas. Aquí está, pero no es el tema principal del libro, y darle más peso hubiera sido un error. Hay historia de amor, pero no es lo que lleva el hilo conductor de la novela. 
El libro, como su predecesor, está narrado a dos voces, un capítulo por Flynn y otro por Jubilee. Así vemos lo que pasa en ambos bandos y por la cabeza de cada uno de los protagonistas. Desde el principio es un no parar, no empieza de repente en medio de una escena de acción, como otros (Odio eso, en serio), sino que vemos cómo se encuentran en un bar, empiezan a ligar y enseguida él la hace su prisionera. Y no van a tener un minuto de paz desde ese momento. Hay poquitos personajes, como a mí me gusta, así no te pierdes con tanto nombre y tanta cosa. Ya os dije antes que Lila y Tarver reaparecen hacia la mitad (Y me encantó que lo hicieran, fue todo un gustazo volver a verlos), y también tenemos un par de capítulos para conocer a Sofia, la que será la protagonista del siguiente libro. Solo nos dan un par de pinceladas, pero os adelanto que la chica promete. La narrativa ha mejorado considerablemente, no hay clichés (Aparte del obvio que revela la propia sinopsis de la novela)... ¡está muy bien!

En fin, que la trama de ILR sigue abierta y llena de intriga. Tengo ganas de leer el tercero, Atados a la luz, para saber cómo acaba y qué ocurrirá con el malvado padre de Lila. Habrá que esperar hasta este otoño.

Bellotómetro:

5/5 estrellas. Una gran historia y una gran mejoría con respecto al primero.


martes, 20 de junio de 2017

Éramos mentirosos, de E. Lockhart

¡Hola, Bellotitas! ¿Qué tal todo? Ya casi está aquí el verano, época que no soporto por sus altas temperaturas. Y lo que es muy veraniego es este libro, porque casi todo sucede en diferentes veranos:


Título: Éramos mentirosos
Título original: We were liars
Autora: E. Lockhart
Editorial: Salamandra
Páginas: 281
Precio: 14,50€
Edición: Tapa blanda con solapas

RESEÑA LIBRE DE SPOILERS


¿Cómo haces una reseña de un libro como este? Desde la página uno ya es un misterio en sí, y mi recomendación es ir descubriendo poco a poco sus secretos, dejar que te sorprenda, así que de nuevo pregunto, ¿cómo hacer una reseña de un libro así?
Os cuento un poco cómo es. La protagonista es Cadence, Cady para los amigos. Pertenece a una familia rica y poderosa, los Sinclair. Todos los veranos los pasa en una isla perteneciente a la familia, en donde hay una mansión preciosa. Y junto a ella están sus primos, Mirren y Johnny, y un amigo, Gat. Esos cuatro se llaman a sí mismos "Los mentirosos". 


Aparte de los cuatro personajes principales, tengo que hablar del árbol genealógico: Está el abuelo, que tuvo tres hijas, y cada una de ellas tuvo a sus vástagos. De ahí los primos. No solo les tuvieron a ellos, hay más primos, más pequeños. Pero los importantes son esos cuatro. Pues bien, el abuelo es muy clasista. Y lo recalco porque Gat es el hijo del amante de una de sus hijas, de una de las tías de Cady, nuestra prota. Y eso al abuelo no le hace mucha gracia, y más cuando empieza a haber algo entre Cady y Gat. 
Las tres mujeres (Las hijas del abuelo) quieren que el viejo les deje la casa en herencia. No a repartir, no, sino cada mujer quiere la casa entera y eso ocasionará muchas discusiones y peleas. De hecho, usarán a sus hijos (Los mayores, los ya mencionados mentirosos) para que se camelen al abuelo, le hagan la pelota, les digan lo mucho que les gusta la casa, para ver si así suena la flauta y el abuelo hace el testamento a favor.
Encantador, ¿verdad?



Bueno, pues con esos antecedentes, ya os puedo intentar contar cómo es este libro y por qué es tan raro. Está narrado en primera persona por Cady. Pero no es una narración lineal, sino que va adelante y atrás en el tiempo. Es decir, hay muchos flashbacks. Siempre te indican la edad: En el verano nº 12... En el verano nº 15... y así. Pero los flashbacks no están ordenados. Puede que sea un poco confuso, bah, qué coño, lo es, es bastante confuso. Yo estaba muy liada. Pero la narración debe ser así.
Hay un hecho que marca un antes y un después (Si es que eso existe en este libro), y es un accidente. Cady aparece de repente en el agua, con un golpe en la cabeza, inconsciente, con poca ropa y sin señales de haber sido forzada. Parece que ha ido a darse un bañito, pero también eso queda descartado, ya que no encuentran el resto de su ropa, ni sus zapatos. Para colmo, desde entonces Cady sufre amnesia selectiva.


Cady no se acuerda de qué hacía allí. No se acuerda de nada de nada. La familia no le quiere decir nada ya que los psiquiatras han dicho que debe ir recordándolo todo por sí sola. Pero después de ese accidente en el verano nº 15, todo cambió para los cuatro. ¿El qué? ¿Por qué? Pues... al estar narrado bajo el punto de vista de Cady y ella no acordarse, evidentemente, el lector tampoco va a saber mucho. El cerebro de la protagonista está lleno de lagunas, pero poco a poco esas lagunas se van rellenando. No en orden, claro. De ahí que los flashbacks estén tan desordenados temporalmente hablando.



El libro es raro como el solo. Confuso, sí, y raro. Pero poco a poco las piezas del puzle se van encontrando, Cady va recordando a base de flashbacks, y de repente todo tiene sentido. TODO. Y te quedas con cara de... ¿Pero qué...? What the fuck...?
El resultado es un libro bien hilado, que solamente al final comprendes que debe ser así de confuso para que tenga sentido, y que de no ser así, no hubiera sido ni la mitad de impactante. Yo me quedé patidifusa, de pasta de boniato. No me lo esperaba para nada.
¿Qué es lo que le reprocho? Que tiene varios capítulos, varios flashbacks, con situaciones que no aportan nada a la trama (Eso sí, pocos y todos muy cortos) y que podía haber aprovechado para hacer que sí importaran algo. A veces me aburría un poco, entre esos capis y que no sabía qué me estaban contando porque era todo muy lioso, pues no sabía qué pensar. Es una sensación rara, como de que no dominas la situación, no dominas el argumento y sientes que quizás no seas capaz de entenderlo o disfrutarlo porque hay cosas que no coges. Pero creedme, debe ser así. Me pasó, lo juro, y al final todo se aclaró y cobró sentido.


¿Qué nota darle? Pues un suspenso no, está claro. Y tampoco me ha gustado tanto como para darle una notaza. Creo que el punto de partida está bien, lo mismo que el desarrollo, pero tiene cosas que se podrían mejorar. Por eso le doy 3 de 5 bellotas.

Bellotómetro:

3/5 bellotas. Impactante. Pero podría haber estado mejor.



martes, 13 de junio de 2017

Ganadores del sorteo 800 seguidores

¡Hola bellotitas! ¿Estáis como yo, asándoos de calor? Por mi parte, estoy deseando que pasen estos calores infernales, pero como lo prometido es deuda, aquí os traigo a los ganadores del sorteo de los 800 seguidores.


¡Muchísimas gracias a todos por participar! Y muchísimas gracias a La Galera y Ediciones Urano que me han ayudado con los premios. Bueno, pues sin más dilación, ahí va:



Lor CG se lleva Recuerda aquella vez y Ana María García se lleva ¿Ya soy normal?
¡Felicidades a las dos afortunadas! Por favor, mandadme un e-mail a silvichii@gmail.com con vuestros datos postales. Se los pasaré a la editorial y desde allí se encargarán del envío. Si en 48 horas no he tenido noticias vuestras, se volverá a sortear el premio.
Al resto, muchas gracias por participar, y si no os ha tocado, pronto haré algún otro sorteo.
¡Un besito!

martes, 6 de junio de 2017

In my mailbox - Mayo 2017

¡Holaaa bellotitas! Ya ha pasado mayo. Hemos tenido unos días calurosos a primeros de mes que no sé de dónde salieron (???) y ahora hace fresquete, supongo que como preludio al calor que nos espera durante los tres próximos meses. En mayo siempre empieza la Feria del Libro de Madrid y siempre aprovecho para coger mis libritos con el descuentito. Os cuento los que han caído:

Bella y Ariel son mis anfitrionas este mes. Han sido muchos libros, sí. Os voy contando en detalle:

Atados al mundo y 23 otoños antes de ti han sido sendas compras en wallapop. Ambos los he leído ya y me han gustado mucho. Reseña del primero próximamente, y del segundo aquí.

Bueno, pues los nuevos de Jennifer Armentrout tenían que caer, ¿no? También fueron compras en wallapop. Hasta ahora, lo único que no me ha gustado de esta mujer es Covenant (No me matéis, pero de verdad que no pude pasar de Mestiza, no me gustó). Espero que estos me gusten como Lux o como La Cazadora de hadas. Supongo que los leeré este verano. 

Mis primeras compras en la feria. En el stand de Nocturna me compré Arena Negra, la conclusión de Arena Roja. Lo he leído ya, me ha encantado (Supera a su predecesor con creces) y próximamente haré la reseña. Y hablando en la foto anterior de la Armentrout, me hice con Semihumana, la segunda parte de Cazadora de hadas. me gustó lo suficiente como para querer seguir, ¡y aquí vamos!

Más compras. Después de ti estaba deseando que saliera en una edición similar a la que salió el verano pasado de Antes de ti, así de bolsillo pero con tapa flexible, que aguantara un poco. Ha merecido la pena esperar porque, como veis, el precio es muy bueno y en tamaño me va a encajar muy bien con el primero. Tengo intención de llevarmelo de vacaciones porque el tamaño es ideal. Y respecto al Libro para colorear de La Selección, pues hacía tiempo que me picaba el tener uno de colorear de estos para adultos, y ante el gran abanico de posibilidades que hay, pues evidentemente quería uno bonito, y si podía ser de princesas con bonitos trajes rimbombantes, pues mejor. Lo vi en la feria en el stand de Roca y me dije ¿Por qué no?

Y ya, ya acabo. Más compras de wallapop. Hacía mucho que no compraba nada de RBA porque es una editorial que, francamente, no me gusta. Sacan chorropocientas mil ediciones de Los juegos del hambre, pero luego dejan colgadas un montón de sagas, supuestamente porque no venden. Cómo van a vender, si no se gastan los cuartos en promocionarlos como debe hacerse. Pero Pasajera tenía viajes en el tiempo, y es algo que me gusta mucho así que, aprovechando que me salía por casi la mitad de su precio original, me dije: qué narices. Y lo pillé. Y respecto a La ira y el amanecer, en principio no me llamaba, pero tras ver las reseñas que lo ponían tan bien, y lo de antes, que me costó solo 10€, pues me tiré a la piscina y me lo compré. Ya veremos qué tal.

¡Pues eso es todo! Contadme, ¿habéis leído alguno? ¡Un besito!

martes, 30 de mayo de 2017

Máscaras, de Amy Harmon

¡Hola holaaa! ¿Qué tal, bellotitas? Ya se acaba el mes. ¿Nos veremos en la BLC este finde? El libro que traigo hoy ha sido una de las grandes sorpresas que va directo a mi lista de favoritos del año:


Título: Máscaras
Título original: Making faces
Autora: Amy Harmon
Editorial: Oz
Páginas: 300
Precio: 17,90€
Edición: Tapa blanda con solapas


Sinopsis (Propia, sin spoilers): Fern lleva toda su vida enamorada de Ambrose, el guapo jugador de lucha libre del instituto. Sin embargo, al ser ella bajita, con gafas y aparato en los dientes, nadie ha reparado en ella. Pero Ambrose y sus amigos van a la guerra de Irak, y cuando vuelve, con el rostro completamente desfigurado, Fern tendrá que demostrarle que la verdadera belleza se encuentra en el interior.

Reseña: Oz nos vendió este libro como un retelling de La Bella y la Bestia, pero no lo es, para nada, en absoluto. Sí que tiene en común con el cuento clásico el mensaje de que debemos saber mirar más allá de las apariencias, pero no hay un tipo feo y egoísta al que el amor haga cambiar.
Nos cuenta la historia de Fern, la hija del pastor de un pequeño pueblo estadounidense. Sus padres la tuvieron muy tarde, cuando ya no esperaban poder tener hijos, por lo que la consideran un milagro y decir que la quieren es quedarse corto. La adoran. Fern es bajita, pelirroja, y en su época del instituto llevaba gafas y brakets en los dientes. Además, tardó en desarrollarse, por lo que ningún chico se fijaba en ella. Aunque hubiera dado igual, porque ella solo tenía ojos para Ambrose, el guapísimo jugador de lucha libre. Lleva enamorada de él desde pequeña, pero no espera que llegue el día en el que él la corresponda. Ambrose es muy guapo, sí, pero no por ello se lo tiene creído. Busca a una chica sensible e inteligente, algo más que un rollete. Aunque, como ya dije, no repara en la existencia de Fern. Y el tercer personaje importante es Bailey, el primo de Fern, que padece distrofia muscular y va en silla de ruedas. Sabe que su esperanza de vida será corta, debido a su enfermedad, pero no por ello se deprime o se cabrea, ¡qué va! siempre está ahí para animar a su prima.


El libro narra la historia desde varios tiempos: Tiene el momento presente (2004), el momento del 11-S (2001) y posteriores, y, de vez en cuando, algunos flashbacks de cuando eran niños o adolescentes. Rebosa ternura, porque Fern es una chica adorable y Bailey el mejor compañero de aventuras que podría tener. Uno de los mejores personajes que he visto en un libro. Da un mensaje de esperanza, de no rendirse a pesar de que parezca todo perdido, de optimismo. Bailey es todo un luchador y solo por él ya el libro merece la pena.
El libro tiene algo que marca un antes y un después, y es la guerra de Irak. A raíz de los atentados del 11-S, donde cayeron las torres gemelas en Nueva York, Ambrose decide alistarse para luchar en Irak, y convence a sus cuatro amigos para que se alisten también. Pues de esa guerra solo volverá Ambrose, y lo hará con la cara totalmente desfigurada debido a una bomba, y el corazón destrozado por el sentimiento de culpabilidad, ya que él fue quien convenció a sus amigos. Además, al ser un pueblo pequeño, siente como si, ahora que es feo, todos le rehuyeran y le evitaran, como si le vieran como un monstruo. De hecho, él se ve a sí mismo como un monstruo, tanto por dentro como por fuera. 
Sin embargo, Fern sigue queriéndole. Siempre pensó que ella no era lo bastante buena para él, y de hecho, sigue pensándolo y si intenta mantener el contacto es por animarle, por decirle que no está solo. Ambrose poco a poco se dará cuenta de que también la quiere, pero ahora es él quien no se cree lo bastante bueno para ella. Fern nunca perderá la fe y le dará su corazoncito para demostrarle que no es un monstruo. Esta es, sin duda, la parte más tierna de la historia. La conforman varios capítulos, la mayor parte del libro, y entre Fern y Bailey harán que Ambrose salga de las sombras, se deje ver, vuelva a sonreír. 


Es un libro precioso. El final ha hecho que casi se me saltara la lagrimilla por lo bonito que es, los personajes tan lindos y tiernos, por la historia en sí, por el mensaje. Según iba leyendo veía que el título de cada capítulo era algo raro, pero a medida que avanzaba, me di cuenta de que era una especie de lista de deseos. Es la lista que hizo Bailey, sabedor de que no viviría muchos años, y cuenta todo lo que querría hacer en la vida. Y ver cada capítulo dedicado a uno de esos deseos, bien por él, bien por Fern, por Ambrose... por el que sea, es algo precioso. 
Solo deciros que lo compré porque todo lo que tenga que ver con Bella y Bestia ya tiene mi atención, y este, aunque tiene que ver poco o prácticamente nada, va a mis favoritos del año. De cabeza.

Bellotómetro:

5/5 bellotas. Tierno, precioso, adorable. Perfecto.

martes, 23 de mayo de 2017

23 otoños antes de ti, de Alice Kellen

¡Hola, bellotitas! Ya queda poquito del mes de mayo, pero en nada está aquí la feria del libro (Para los que seáis de Madrid, claro) y la clásica BLC. Este año repetiré. ¿Nos veremos allí? Bueno, en lo que llega, os pongo uno de los últimos libros que leí:


Título: 23 otoños antes de ti
Autora: Alice Kellen
Saga: Volver a ti #2
Editorial: Titania (Ediciones Urano)
Páginas: 283
Precio: 13€
Edición: Tapa blanda con solapas


Sinopsis (Propia, sin spoilers): Harriet necesitaba un marido para cobrar la herencia de su padre. Y lo más rápido era... Las Vegas. Pero año y medio después, su marido, Luke Evans, se presenta de repente en su casa. ¿Y ahora, qué?

Reseña: Este libro está dedicado a Luke, el segundo de los chavales que conformaban el grupo de amigos que ya vimos en 33 razones para volver a verte. Sin embargo, lo vamos a ver prácticamente todo desde el punto de vista de Harriet, la protagonista del libro.
La madre de Harriet la abandonó cuando era pequeña. Su padre la crió en un pequeño pueblo lleno de cotilleos y murmuraciones. De adolescente tuvo un episodio en su vida relacionado con el hijo de una de las señoras ricachonas del pueblo que la dejó muy profundamente marcada. Sueña con abrir una pastelería en la que dar rienda suelta a su imaginación, pero no tiene suficiente capital. Su padre, machista y misógino, al morir, dispuso que Harriet no podría cobrar su herencia si no estuviera casada. La pobre chica ve derrumbarse sus sueños, pero su mejor amiga, Angie, la convence para hacer un viaje a Las Vegas, donde la gente se casa casi sin conocerse porque están todos más pedo que Alfredo. Y así sucede. Las Vegas, bares, chupitos, bailecitos... y Harriet conoce a Luke Evans, y tras una conversación y bastante alcohol, consigue su propósito. Por fin puede abrir su pastelería. Solo tiene que aguantar 2 años sin divorciarse porque así lo estipulaba la cláusula de su padre. Pero el problema es que cuando lleva año y medio, su marido se presenta, hecho una furia, exigiéndole el divorcio y pidiendo explicaciones por ese año y medio de ausencias y plantones.
Ese es el punto de partida y no hay que ser muy inteligente para averiguar lo que viene después. Pero analicemos más cuidadosamente. El punto de partida es muy original, me ha gustado, mucho mucho! Harriet es una chica con una personalidad fácil de entender y comprender, no como Rachel, del primer libro, que era rara y a ratos insoportable. Luke me ha gustado también. Hay mucha química entre ambos y eso da pie a situaciones bastante divertidas que a menudo me han sacado una sonrisa. Lo único que le achacaría es que dice demasiadas palabrotas y con mucha frecuencia. 
Un personaje que me ha encantado es Angie, la amiga de Harriet. En serio, yo quiero tener una amiga así. ¿Dónde están? Porque siempre he querido una chica que me apoyara y me animara como hace ella, y tengo más de 30 tacos y aún no la he encontrado T_T (Todas me han salido rana, mi vida es mu triste XD)
Y aquí vengo con el gran pero del libro. Y es un fallo que también vi en el primero, y es que la pareja se separa, para luego, en los últimos capis, reconciliarse y que sea todo muy idílico y apoteósico. Bueno, vale. Pero el caso es que la separación es motivada por una pelea, y a mi juicio es una pelea tonta, por motivos absurdos. Cuando una pareja tiene que separarse, que sea por algo creíble. Por circunstancias externas, por cosas que escapen a su control, pero no porque uno de ellos se ponga a comerse el tarro de forma absurda y decida que no quiere estar con el otro (Para luego cambiar de opinión). Es como cuando leo alguna historia en la que se separan por celos, por desconfianza... ¡es que no me lo creo! De verdad, cuando la pareja ha decidido que se aman incondicionalmente, que quieren estar juntos, han superado muchos obstáculos, de repente uno de ellos decide que eso no es lo que quiere. Seriously? Hay mil maneras de hacer que una pareja se distancie y luego se vuelva a juntar. ¿Por qué siempre tirar por comeduras de tarro, por inseguridades? Más cuando se supone que ya han superado todo lo que les separaba. En serio, me cansa. Y es por eso que el libro no se lleva la máxima puntuación.

Bellotómetro:

4/5 bellotas. Muy bonito y divertido, pero el final es un recurso muy visto.

martes, 16 de mayo de 2017

La sirena, de Kiera Cass

¡Hola bellotitas! ¿Cómo estáis? Yo sigo escribiendo, pero también tengo tiempo para leer y hacer reseñas. Como esta, que fue una de mis compras del día del libro:


Título: La sirena
Autora: Kiera Cass
Editorial: Roca
Páginas: 268
Precio: 16,95€
Edición: Tapa blanda con solapas

Sinopsis (Propia, sin spoilers): Kahlen es una sirena. Debe servir a Oceania por 100 años, de los cuales solamente le quedan 20,para poder volver a ser humana. Pero conoce a Akinli, un chico humano, y aunque no puede ni debe revelarle su secreto, pronto se dará cuenta de que no pueden estar el uno sin el otro. Y a pesar de contar con el apoyo de sus hermanas sirenas, Oceania no está de acuerdo ni dispuesta a renunciar a una de sus chicas.

Reseña: Bueno, pues este libro, para poneros en antecedentes, es el que escribió Kiera Cass antes de hacerse ultrafamosa con su saga La Selección. Sin embargo, ninguna editorial quiso publicarlo, no les pareció lo bastante bueno y se vendió solamente en digital en diversas plataformas. Tras el éxito de La Selección, la editorial por supuesto que lo quiso, le puso una portada en la misma línea y aquí lo tenemos. 
Kahlen nació a principios del siglo XX. Iba en un barco que naufragó a causa de unos cantos de sirena que hicieron que todos los que iban en él se ahogaran. Todos excepto Kahlen, que manifestó no querer morir, y en ese momento se le preguntó si quería vivir como sirena, a lo que contestó que sí. Oceania tiene unas chicas a las que convierte en sirenas durante 100 años, tras los cuales les quita los recuerdos y las pone en libertad de nuevo. Pero durante esos 100 años, las chicas (Siempre entre 3 y 5 jóvenes) deben cantar en los océanos más o menos una vez al año para hacer naufragar un barco y que así Oceania se alimente con las vidas de sus víctimas. Las sirenas no envejecen, no enferman, y pueden hacer una vida normal en tierra siempre y cuando ningún humano (Hombre o mujer) oiga su voz, por tanto, aprenden y se comunican mediante el lenguaje de signos. Entonces, volviendo a nuestro tiempo, han pasado 80 años desde que Kahlen aceptó el trato con Oceania y ha visto irse a las sirenas que empezaron antes que ella, y llegar a otras nuevas. Odia tener que cantar para matar gente. Tiene miles de pesadillas y no puede con su conciencia, pero solamente le quedan 20 años y está dispuesta a soportarlo. En esto que conoce a Akinli, un chavalito muy majo, y enseguida salta la chispa entre ellos. Ella no habla, no debe, pero eso no es obstáculo para que ambos se enamoren. Al mismo tiempo, cada vez está más disgustada y más harta de Oceania y de lo que obliga a que sus sirenas hagan. Sin embargo, no puede negarse. Y Oceania no quiere renunciar a ella.


¿Mi opinión? Que este libro no es tan malo como para no querer darle una oportunidad. Sin ir más lejos, La heredera y La Corona son infinitamente peores, y míralos, ahí están. Este libro no pasará a los anales de la historia como una obra maestra, y no es de esos que te emocionan y te dejan con la sonrisa tonta. No es de los que te marcan, pero tiene unos personajes muy carismáticos y una historia que no es la típica de sirenas que tanto hemos visto. Es muy entretenido, yo no me he aburrido en ningún momento y la prosa, sin ser nada del otro jueves, es bastante decente para ser el primer libro de la autora. Por supuesto, podía ser mejor. Podía haber hecho una historia más compleja, pero no lo termino de ver. Como escritora, sé que la historia y los personajes te van guiando, te van diciendo cómo debe ser y cómo continuar, te piden lo que necesitan. Y esta historia es sencilla. No necesita más porque así está bien, lo que no se puede decir de su saga La Selección, a la que le sobra paja y relleno por un tubo. Leyendo esta historia piensas que la autora promete, pero luego lees La Selección, y especialmente La heredera y La Corona y piensas que vaya lástima, que prometía, pero que ha ido hacia atrás.
Kahlen y Akinli tienen una personalidad muy tierna, son muy monos y el amor que surge entre ellos es muy tierno e inocente. Las hermanas sirenas de Kahlen también me han gustado mucho, están muy unidas y harán lo que esté en su mano para que su hermana sea feliz. Llegas a comprenderlos a todos, tanto a Oceania como a Kahlen, y quieres que todo salga bien. En esta historia no hay malos, cada cual tiene su modo de ver las cosas y sus motivos, y eso hace que te encariñes. Hasta con Oceania. 

Bellotómetro:

3/5 bellotas. No es el mejor libro del mundo, pero es entretenido y bonito.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...